• LATINOS EN ALBERTA

    Latinos en Alberta Clasificados, Eventos, Empleos, directorio de negocios latinos, Noticias y mucho mas de la provincia de Alberta

  • ANUNCIOS CLASIFICADOS DE ALBERTA

    Deja tus avisos clasificados de forma gratuita en www.latinosenalberta.com.ar aquí encontraras la mejor forma de comercializar,para vender, comprar o alquilar cualquier cosa, encontrar trabajo o contactar con personas. Encuentra lo que buscas.

  • DIRECTORIO DE NEGOCIOS DE ALBERTA

    Listado de empresas que sirven a la comunidad Hispana de Alberta Encuentra empresas y negocios locales en linea. publica tu empresa o negocio GRATIS el el directorio de negocios de www.latinosenalberta.com

Solución de dos Estados es ya un espejismo israelo-palestino

.,El Encantador Bello On 12:16


La construcción de asentamientos israelíes en territorio ocupado mina salida a un proceso de paz.

Si bien es cierto que el mundo vive un periodo de turbulencia, los recientes hechos en torno al conflicto israelo-palestino dan para pensar que esta situación no está encarrilada hacia una pronta solución, sino por el contrario, está tan enredada que tesis tan aceptadas como la existencia de dos Estados (uno israelí y otro palestino, uno al lado del otro) está atravesando sus momentos más bajos.

No se trata de una cátedra de pesimismo, pero es que hechos como la revelación del informe del Cuarteto de Oriente Próximo dejó tantas críticas y tan mal paradas a las partes –Israel y Palestina– que sus acciones lo que hacen es minar una solución pacífica a este conflicto.
El documento presentado por la UE, EE. UU., Rusia y la ONU –los cuatro que lo conforman– señala que la colonización israelí en territorios palestinos, la violencia palestina y la división entre Cisjordania y Gaza son los factores principales para obstruir una solución de los dos Estados, que a ojos de la comunidad internacional se convertiría en la manera de alcanzar una paz durable que satisfaga las necesidades de Israel en materia de seguridad y las aspiraciones de los palestinos a un Estado independiente y soberano.
Israel debe cesar la política de construcción y desarrollo de asentamientos, la asignación de tierras para uso exclusivo israelí y la negación del desarrollo palestino”, reza el informe de ocho páginas. Pero también concluye que “la Autoridad Palestina debería actuar decisivamente y tomar medidas necesarias para hacer cesar la incitación a la violencia y fortalecer los actuales esfuerzos para combatir el terrorismo”, dice puntual.
Haizam Amirah Fernández, investigador principal de Oriente Próximo en el Instituto Elcano, de España, explicó que en este momento estamos muchísimo más lejos que cuando se inició el primer periodo de paz (1993). Ahora mismo no se ve ningún factor que vaya a alterar el reparto asimétrico de fuerzas, como tampoco ningún actor externo que vaya a poner la presión ni el capital político necesario para forzar a israelíes y palestinos a sentarse a negociar un acuerdo de paz”.
Este doble jalón de orejas tuvo todo tipo de repercusiones, tanto así que por el lado del gobierno del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se criticó con severidad el informe y por el lado palestino sus representantes aseguraron sentirse decepcionados por el contenido del mismo.
Según el documento, desde el proceso de paz en Oslo en 1993, la población de los asentamientos israelíes se ha más que duplicado, triplicándose en la llamada Area C (bajo control total israelí), la más preciada de Cisjordania. Actualmente viven al menos 570.000 colonos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Oriental, que los palestinos aspiran a convertir en capital de su nuevo Estado.
También explica que desde octubre del año pasado se ha registrado un aumento de los ataques palestinos contra judíos. En los últimos nueve meses han muerto al menos 32 israelíes con unos casos más sonados que otros, como una adolescente asesinada a principios de este mes al ser apuñalada en su habitación, en un asentamiento.
Días después del informe, Netanyahu volvió a encender la chispa: la aprobación de 800 nuevas viviendas para construir asentamientos en Jerusalén y en Maalé Adumim, uno de los grandes bloques en el territorio cisjordano ocupado aledaño a la Ciudad Santa.
Según el diario israelí Haaretz, la decisión de volver a expandir los asentamientos se tomó en respuesta a la escalada de violencia de finales de junio, con dos israelíes muertos y seis heridos. También responde a las presiones que recibió Netanyahu de miembros del gabinete de seguridad.
De inmediato, el rechazo internacional no se hizo esperar. “Nos oponemos a este tipo de pasos, que consideramos contraproducentes para la causa de la paz en general”, dijo John Kirby, el portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., el gran aliado israelí.
El principal objetivo de Israel es impedir de facto la solución de dos Estados. Que vivan uno junto al otro en reconocimiento mutuo y garantizándose su existencia y su seguridad. Se busca es ampliar colonias y una clara fragmentación palestina. Romper una continuidad geográfica”, agrega Amirah Fernández.
Y son decisiones respaldadas por un grueso de la población. Según una encuesta revelada por The Israel Democracy Institute (IDI), en colaboración con la Universidad de Tel Aviv, el 52 por ciento de los judíos israelíes estaría a favor de permanecer en Cisjordania, mientras que un 36 apoyaría la salida.
La profesora Tamar Hermann, directora académica del Centro Guttman del IDI para las encuestas, explicó a EL TIEMPO “que este tipo de resultados se da cuando no hay negociaciones de paz. Con una propuesta sobre la mesa, las cifras eran de 46 por ciento en contra y 43 a favor de la retirada de Israel de los territorios palestinos”. “Si Netanyahu o algún otro primer ministro se interesara en sentarse y apoyar una propuesta de paz, los número podrían ser bastante fáciles de cambiar a favor de la opción prorretiro”, agrega.
Así como para Haaretz los anuncios de la construcción de más viviendas en territorio palestino son una “cortina de humo” de Netanyahu por el momento de violencia que viven, igual es para el director de la Comunidad Judía en Colombia, Marcos Peckel. “Son más los anuncios que la realidad. Temas de política interna de la coalición, pero en el terreno es realmente poco lo que se ha construido en los últimos meses, por no decir nada. El Gobierno está bajo mucha presión internacional por lo que los anuncios se quedan en eso”, opina.
Así las cosas, queda claro que en Oriente Próximo nunca se puede decir nunca. Y lo que vemos, así como lo explica el analista Amirah Fernández, es que hay un ciclo que se repite una y otra vez con “cortinas de humo” que dejan entrever una cruel realidad que habla del control absoluto israelí y de una Autoridad Palestina desacreditada, fragmentada y con inmensas críticas hacia la gestión de su presidente, Mahmud Abás. Por eso, en el panorama no se percibe ningún punto de inflexión que rompa el estancamiento actual.
Redacción Internacional