• LATINOS EN ALBERTA

    Latinos en Alberta Clasificados, Eventos, Empleos, directorio de negocios latinos, Noticias y mucho mas de la provincia de Alberta

  • ANUNCIOS CLASIFICADOS DE ALBERTA

    Deja tus avisos clasificados de forma gratuita en www.latinosenalberta.com.ar aquí encontraras la mejor forma de comercializar,para vender, comprar o alquilar cualquier cosa, encontrar trabajo o contactar con personas. Encuentra lo que buscas.

  • DIRECTORIO DE NEGOCIOS DE ALBERTA

    Listado de empresas que sirven a la comunidad Hispana de Alberta Encuentra empresas y negocios locales en linea. publica tu empresa o negocio GRATIS el el directorio de negocios de www.latinosenalberta.com

Gobierno belga sabía hace meses que era blanco fijo de terroristas

.,El Encantador Bello On 11:14


A pesar de las diferentes advertencias, no se pudo evitar tragedia que dejó 31 muertos.

El terror atacó la ‘capital’ de Europa, el corazón administrativo y político del continente. Una serie de atentados terroristas coordinados a primera hora de la mañana del martes dejaron al menos 31 muertos y más de 270 heridos. El movimiento terrorista Estado Islámico (EI) asumió su autoría. Lo peor: el Gobierno belga sabía que estaba en la mira de los terroristas, pero nada se pudo hacer para evitar la tragedia. 

Pero si el Gobierno estaba tan advertido del ataque, ¿por qué este se produjo? Causa mucha desazón que el metro donde se detonó la bomba, y que queda a unos 300 metros de los edificios que albergan las instituciones europeas,tiene desde hace meses una abrumadora presencia de policías y militares. Y aún así el atentado no se pudo evitar.

Son muchas las razones y las condiciones que reúne la ciudad para que estuviera en la mira. En particular desde los atentados de París del 13 de noviembre pasado el pequeño país se sabía objetivo primordial del terrorismo yihadista. En noviembre, Bruselas pasó cuatro días en estado de sitio sin transporte público ni colegios ante una amenaza terrorista “inminente” tras los ataques de París.
Había certeza, además, de que los atentados de la capital francesa se organizaron principalmente en Bruselas, ya que varios de los terroristas eran belgas o habían crecido en Bélgica, y, asimismo, en esta ciudad se detuvo el viernes al único terrorista que escapó vivo.
Incluso, la semana pasada hubo varias intervenciones policiales que acabaron con un sospechoso abatido y la incautación de armas.
El nivel de alerta estaba en 4 –Bélgica fue el primer país europeo que puso el nivel en el máximo–, aunque ya había sido rebajado a 3. Pero el Gobierno belga no se engañó. Varias veces ministros, fiscales y jefes de los cuerpos de seguridad advirtieron que el país vivía amenazado.
Ya había habido una primera señal. En mayo del 2014, un atentado contra el Museo Judío de Bruselas había dejado tres víctimas mortales. A lo que se suma que Molenbeek, el barrio desde donde salieron los terroristas del 13-N, tiene antecedentes de relación con atentados yihadistas desde 2001.
Y un dato escalofriante: en proporción a su población, Bélgica es el país europeo del que más jóvenes han ido a Siria e Irak a luchar junto al Estado Islámico y Al Nusra –rama siria de Al Qaeda–. Muchos han muerto, pero decenas regresaron.
Y por si todas estas advertencias de seguridad fueran pocas, Bruselas es sede de cientos de multinacionales, de las instituciones de la Unión Europea y de la Otán.
Los servicios secretos explicaban en noviembre que para vigilar a una persona hacen falta tres equipos policiales que suman más de 20 agentes. Ningún país tiene medios para hacerle frente a una amenaza así sin acabar con las libertades civiles y posiblemente ningún país tenga los objetivos emblemáticos que le dan a Bélgica la presencia de las instituciones de la UE y la Otán.
Con todo y estas advertencias, fue poco después de las ocho de la mañana de este martes que un terrorista abrió fuego con un fusil de asalto en el pasillo de salidas del aeropuerto de Zaventem, que sirve a Bruselas. Segundos después, ese hombre y un acompañante accionaron los explosivos que portaban. Murieron al menos 14 personas. Minutos después, una bomba reventó un vagón del metro en la estación Maalbeek, la que da servicio a los edificios que albergan las instituciones de la Unión Europea: 31 víctimas mortales.
El Gobierno belga reaccionó en minutos. Se cerró el espacio aéreo y la frontera con Francia, se desplegaron policías y militares, se paralizó todo el sistema de transporte público de la ciudad y las líneas de trenes nacionales e internacionales.
“Temíamos un ataque terrorista y ha sucedido. Es un día negro para nuestro país. Pido a todo el mundo que esté tranquilo y muestre solidaridad”, dijo el primer ministro Charles Michel, quien además pidió a la población que no saliera de sus casas ni de sus centros de trabajo. 
En los hechos tres colombianos resultaron heridos, según confirmó el embajador en Bélgica, Rodrigo Rivera. Por ahora se conoce la identidad de dos de ellos: Felipe Duque, de 42 años, y Mauricio Villegas Martínez, de 53, quienes estaban en el aeropuerto porque se alistaban a regresar al país.
1
Felipe Duque, colombiano afectado por la explosión en el aeropuerto.
El Gobierno convocó el Consejo de Seguridad Nacional y el Centro de Crisis fue dando información práctica a los ciudadanos a través de la televisión, la radio y las redes sociales.
La ruta de los terroristas
En las pesquisas posteriores se dio a conocer un dato revelador. Los supuestos terroristas habían pedido un taxi grande para ir al aeropuerto, pero al llegar uno pequeño, se molestaron porque no cabía todo el equipaje. Al taxista le llamó la atención que los hombres no permitieran que los ayudara con sus maletas. Tras el ataque, este llamó a la policía y así fue que allanaron la residencia desde donde tomaron el transporte, en el sector de Schaerbeek. Encontraron una maleta con otra bomba y una bandera del EI.
1
En la fotografía del aeropuerto difundida por las autoridades se observa a tres hombres, pero según la investigación solo dos hicieron detonar sus explosivos. El otro, al parecer, salió vivo y es buscado intensamente.
Madrid, Londres, Copenhague, Toulouse, París, Bruselas... El yihadismo sigue golpeando a Europa.
Los recientes ataques yihadistas más violentos
Marzo del 2004
Una serie de bombas explotaron en Madrid y en sus suburbios en cuatro trenes de cercanías, que causó 191 muertos y cerca de 2.000 heridos. El atentado fue reivindicado por una célula de Al Qaeda.
Julio del 2005
Cuatro atentados suicidas coordinados en tres trenes del metro y un autobús londinenses en plena hora pico dejaron 56 muertos y 700 heridos. Los hechos fueron reivindicados por un grupo vinculado a Al Qaeda.
Octubre del 2015
Dos explosiones casi simultáneas convirtieron una marcha por la paz en Turquía en un escenario de guerra. Al menos 102 muertos y cerca de 190 heridos dejaron los ataques que se atribuyó el EI.
Octubre del 2015
Un avión con 224 personas a bordo, que volaba de la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij a San Petersburgo, estalló en la península del Sinaí. Días después, el grupo EI se atribuyó el crimen.
Enero/noviembre de 2015
Dos yihadistas matan en París a 12 personas, entre ellas, cinco dibujantes del semanario ‘Charlie Hebdo’. Diez meses después, varios atentados en la misma ciudad dejan 130 muertos y 350 heridos.

Bruselas