• LATINOS EN ALBERTA

    Latinos en Alberta Clasificados, Eventos, Empleos, directorio de negocios latinos, Noticias y mucho mas de la provincia de Alberta

  • ANUNCIOS CLASIFICADOS DE ALBERTA

    Deja tus avisos clasificados de forma gratuita en www.latinosenalberta.com.ar aquí encontraras la mejor forma de comercializar,para vender, comprar o alquilar cualquier cosa, encontrar trabajo o contactar con personas. Encuentra lo que buscas.

  • DIRECTORIO DE NEGOCIOS DE ALBERTA

    Listado de empresas que sirven a la comunidad Hispana de Alberta Encuentra empresas y negocios locales en linea. publica tu empresa o negocio GRATIS el el directorio de negocios de www.latinosenalberta.com

Europa y su reto de evitar que el miedo se convierta en xenofobia

.,El Encantador Bello On 10:52


El riesgo tras atentados yihadistas es que, por odio, la gente sacrifique sus creencias y valores.

“No es el fin. Es el inicio de una nueva era. El comienzo de una vida diferente”. Así se manifestaba Christophe Berti, el redactor jefe del diario belga ‘Le Soir’, un día después de los atentados del pasado martes en Bruselas, que dejaron 34 muertos y 200 heridos.

El difícil regreso a una normalidad que ya no es la misma ha llevado a muchos a cuestionarse cómo vivir bajo la constante amenaza.

Custodiados por cada vez más fuerzas militares y estados de alerta que ya no pueden ser más altos, la idea de que una tragedia como esta pueda volver a suceder en cualquier momento en Londres, París, Berlín o Madrid asedia a Europa. “Es terrible de escribir, pero estábamos casi ‘preparados’ para los acontecimientos del martes”, señala Berti.
La Bruselas en la que se camina hoy es, desde luego, diferente desde que acciones tan cotidianas como ir al aeropuerto o tomar un metro están impregnadas del horror de los atentados.
Un atentado esperado
A ello se suma el ‘mea culpa’ de las autoridades, que reconocen fallas en el sistema de seguridad. La certeza de que casi todos los terroristas involucrados en ataques en los últimos años estaban fichados por las autoridades, y en muchos casos, bajo vigilancia de la policía y de los servicios de inteligencia de varios países, ha dejado una dura crítica sobre la unidad y la coordinación de la Unión Europea difícil de soslayar.
“Ya estamos ante una nueva era”, explica el profesor de la Universidad de Bentley (Estados Unidos) Asbed Kotchikian, experto en Oriente Próximo.
“Cuando subimos a un avión y vemos a un individuo de rasgos árabes, ya pensamos en peligro. Cuando vemos a un grupo de personas en un café hablando árabe u otra lengua que nos parece árabe se vuelve sospechoso. Los terroristas han logrado su objetivo de hacer del miedo parte de nuestra vida diaria. El reto para Europa no es acostumbrarse al miedo, sino asegurarse de que eso no se convierta en paranoia y xenofobia; hay que buscar cómo aceptar esta nueva realidad sin sacrificar lo que somos como individuos y sin sacrificar nuestras propias creencias y valores morales”, añade.
Más allá de la consternación que estos ataques generan, los expertos consultados recuerdan que el hecho de que los atentados en Europa occidental sean tan impactantes es precisamente porque siguen siendo tan raros. “Es bastante paradójico, pero Europa nunca ha sido tan segura como ahora”, señala Julien Jeandesboz, profesor de Seguridad Europea en la Universidad Libre de Bruselas.
“Si tomas en consideración todos los ataques, puede dar una sensación de acumulado, pero decir que Europa se ha vuelto insegura no refleja la vida diaria ni la experiencia de los europeos”, dice este experto.
“Es muy fácil buscar un enemigo, encontrar una bandera islámica y asimilar. Y es también muy gratificante, en el nivel personal, justificar tu propia violencia diciendo ‘no, no soy un simple criminal, soy un luchador de la libertad’. Los actos de violencia nos impactan, pero son muy, muy limitados. Es una cuestión de perspectiva, que necesita distancia”, concluye.
Lo cierto es que estos ataques han generado dos polos de opinión entre los que creen que la respuesta está en la adopción de medidas más severas y bombardeos en Siria que pongan fin a esa Europa ‘ingenua’ a la que se refirió el Ministro francés de Finanzas al hablar de las autoridades belgas, y aquellos que consideran que antes de dejarse dominar por el discurso del miedo hay que evaluar qué es lo que hay que corregir.
Por lo pronto, el viernes, el primer ministro belga, Charles Michel, anunció junto al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que Bélgica enviará cazas F-16 para bombardear al grupo Estado Islámico (EI) al igual que lo hizo Francia tras los atentados de noviembre en París, cuando el presidente François Hollande aseguró que su país estaba en guerra.
Jeandesboz mira con preocupación cómo el terror se está convirtiendo en una herramienta de movilización dentro del debate político en Europa y señala. “El argumento es casi siempre el mismo: ‘ellos empezaron’. ‘Nosotros solo respondemos por seguridad, no es violencia’. Pero al final es la misma violencia”.
“Nunca pensamos en la violencia en Oriente Próximo como conectada a Europa, pero muchas de las armas que se emplean en Siria provienen de Francia o Reino Unido, y de Bélgica también. Hay bombas en París, y se responde con bombas en Siria. La gente está atrapada en el fuego cruzado de dos actores que utilizan la violencia y responden a ella escalando la violencia. El problema es que sabemos por experiencia que responder con más violencia no lleva a nada. La única posibilidad de terminar un conflicto mediante la escalada de violencia es con la completa destrucción del enemigo, pero esto casi nunca funciona. Llegado un punto, lo que necesitas hacer es desescalar esa violencia. Esto es lo que pasó con el Ira en Irlanda o con Eta en España”, asegura.
Varias explicaciones
Para algunos, es imposible desvincular los ataques con el reciente acuerdo que firmó la UE para expulsar a los refugiados sirios a Turquía. Kotchikian recuerda las palabras del periodista francés Nicolás Henin, que después de un año secuestrado por el EI explicó que el mayor daño contra el Estado Islámico se produjo cuando Europa abrió sus puertas para recibir a refugiados, porque “mostró que ellos no eran los ‘infieles’ que la gente en Oriente Próximo creía”.
Benoît Gomis, analista de seguridad internacional especializado en terrorismo y crimen organizado, advierte que el problema no es la falta de seguridad: “Europa sigue siendo una de las áreas más seguras del mundo. El aumento de la actividad terrorista puede explicarse por muchos factores, incluyendo los efectos colaterales de las guerras en Siria e Irak, una ‘revuelta generacional’, como Olivier Roy describe; las intervenciones militares (de Occidente en Oriente Próximo), que crearon una profunda desconfianza en las instituciones, y una miríada de cuestiones económicas, sociales y políticas”, dice.
Como señala el periodista británico Simon Jenkins: “Lo que más asusta de Bruselas es nuestra reacción. La amenaza de Bruselas no reside en el terror, sino en la reacción al terror”.

Bruselas.