• LATINOS EN ALBERTA

    Latinos en Alberta Clasificados, Eventos, Empleos, directorio de negocios latinos, Noticias y mucho mas de la provincia de Alberta

  • ANUNCIOS CLASIFICADOS DE ALBERTA

    Deja tus avisos clasificados de forma gratuita en www.latinosenalberta.com.ar aquí encontraras la mejor forma de comercializar,para vender, comprar o alquilar cualquier cosa, encontrar trabajo o contactar con personas. Encuentra lo que buscas.

  • DIRECTORIO DE NEGOCIOS DE ALBERTA

    Listado de empresas que sirven a la comunidad Hispana de Alberta Encuentra empresas y negocios locales en linea. publica tu empresa o negocio GRATIS el el directorio de negocios de www.latinosenalberta.com

Barack Obama deja en Cuba respeto y esperanza

.,El Encantador Bello On 11:09


En su último día en la isla, el mandatario se dirigió al pueblo cubano y habló con la oposición.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, concluyó su visita de 48 horas en La Habana dejando un mensaje de esperanza y optimismo durante su alocución desde el Teatro Alicia Alonso, que la gente recibió con agrado, mientras que académicos y comentaristas mantuvieron la suspicacia ante posibles intenciones ocultas.

Obama también se reunió en la embajada de su país con los miembros más destacados de la oposición en la isla. 

El presidente cubano, Raúl Castro, recibió al mandatario estadounidense en el teatro, antes de ocupar el palco de honor junto la plana mayor del Gobierno, mientras su invitado se dirigía hacia el escenario adornado por dos banderas de Cuba y EE. UU.
De su intervención, lo más difícil de digerir para las autoridades cubanas fue cuando aseguró: “Le digo al presidente Raúl Castro que no debe temer una amenaza de Estados Unidos (…), no debe temerle tampoco a las diferentes voces del pueblo cubano y a su capacidad de hablar, de reunirse y de votar por sus líderes”.
El aforo estaba repleto de cubanos que representaban a las más de 2.000 organizaciones sociales de la isla. Fueron unos 1.000 intelectuales, jóvenes, académicos, religiosos, artistas y deportistas que viven y trabajan en la isla y fueron invitados en su mayoría por la embajada estadounidense.
Obama recordó que quería “enterrar los remanentes de la Guerra Fría y extender una mano amiga al pueblo cubano”.
Reiteró que su gobierno no iba a imponer su sistema político y que “el cambio vendrá del pueblo cubano” que es “innovador” e “inventa en el aire”.Destacó el empuje y la importancia para la economía de los trabajadores “autoempleados” y recordó la inutilidad del bloqueo y su voluntad de que el Congreso lo elimine, pero advirtió que “si no hay cambio” en la isla no sería suficiente. 
Mensaje a los jóvenes
Obama describió su país como tierra de oportunidades, pero abogó por que los jóvenes cubanos tengan las propias sin tener que emigrar. El mandatario estadounidense habló de esclavitud, de racismo, de las dificultades de su madre para criarlo, de los valores de la familia, del dolor de los “exiliados cubanos” que tuvieron separaciones de sus familias “a veces violentas”.
Invitó a la reconciliación de quienes viven a ambos lados del estrecho de Florida como elemento “fundamental” y dijo que “el futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano”, palabras que pronunció en español.
Posteriormente, el presidente estadounidense encabezó otro encuentro muy diferente. A puerta cerrada en la embajada de EE. UU. y en torno a una mesa en la que se sentaron 13 representantes de las corrientes opositoras de la isla, a los que elogió por su “valor”.
Durante cuatro minutos los presentes le expresaron, según señaló Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, “con sinceridad, con honestidad lo que sentíamos y lo que pensábamos. Obama fue muy receptivo a los planteamientos que expusimos”.
Después presenció, al lado de Raúl Castro, el juego de béisbol entre los Tampa Bay y la selección cubana. Se guardó un minuto de silencio por el atentado de Bruselas, que Obama había condenado en la mañana de este martes.
Un histórico encuentro al que no asistieron los aficionados habituales, pues únicamente se pudo acceder por rigurosa invitación, entre ellos las delegaciones del Gobierno colombiano y la de las Farc. Antes de que el juego terminara, la comitiva del presidente se dirigió al aeropuerto José Martí, donde Castro los acompañó hasta la escalerilla del Air Force One, que despegó rumbo hacia Argentina.
La realidad
“Me encantó, me gustó mucho el discurso de Obama, pero no puedo evitar mirarlo con respeto por lo que sé que hay detrás. Son muchos años de querer dominarnos”, comentó un joven arquitecto. 
También, la mayoría de comentaristas de la televisión cubana celebraban la histórica presencia de un mandatario estadounidense, pero alertaban de no dejarse engañar porque en las exigencias fundamentales para el Estado cubano –levantar el bloqueo, devolver Guantánamo y no tener un “doble rasero” en el tema de los derechos humanos– no ha movido un dedo cuando, dicen, todavía podría hacer mucho más.
‘Queremos lazos más estrechos’
La bibliotecaria Marina Gómez agradeció casi con lágrimas en los ojos: “Esta visita histórica nos deja un sabor de esperanza a quienes tenemos a 90 millas a familia que extrañamos y añoramos y queremos tener lazos más estrechos”. Valoró el hecho de que “Obama siempre menciona su preocupación por el bienestar del pueblo, la pasión por la familia, la reconciliación para dejar atrás la historia de dolor por la separación y habla del orgullo de los cubanos. Me ha agradado mucho también el rostro del mandatario, tan sonriente, seguro, elocuente y dándonos seguridad en el futuro, que plantea, está en manos del pueblo cubano, que nosotros somos quienes debemos construirlo”.