• LATINOS EN ALBERTA

    Latinos en Alberta Clasificados, Eventos, Empleos, directorio de negocios latinos, Noticias y mucho mas de la provincia de Alberta

  • ANUNCIOS CLASIFICADOS DE ALBERTA

    Deja tus avisos clasificados de forma gratuita en www.latinosenalberta.com.ar aquí encontraras la mejor forma de comercializar,para vender, comprar o alquilar cualquier cosa, encontrar trabajo o contactar con personas. Encuentra lo que buscas.

  • DIRECTORIO DE NEGOCIOS DE ALBERTA

    Listado de empresas que sirven a la comunidad Hispana de Alberta Encuentra empresas y negocios locales en linea. publica tu empresa o negocio GRATIS el el directorio de negocios de www.latinosenalberta.com

'Megateo', el golpe más importante desde la muerte de 'Alfonso Cano'

.,El Encantador Capitulos On 11:50

Víctor Ramón Navarro Serrano, muerto en un operativo, era uno de los grandes capos del narcotráfico.
La caída de Víctor Ramón Navarro Serrano, alias Megateo, dado de baja en las últimas horas cerca del municipio del Tarra, en el Catatumbo, Norte de Santander, es el golpe más importante para la Fuerza Pública contra el narcotráfico después de la muerte del entonces máximo jefe de las Farc, ‘Alfonso Cano’, en noviembre del 2012.
Y es que su importancia en el narcotráfico era equiparada por las autoridades a la de Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, el máximo jefe del ‘clan Úsuga’. Por ‘Megateo’, EE. UU. ofrecía una recompensa de hasta 5 millones de dólares.
En agosto pasado, comandos especiales del Ejército y la Policía ya habían realizado una megaoperación conjunta en zona rural de la vereda Guayabón, en el municipio La Playa de Belén, Norte de Santander, para dar con Megateo. En ese momento, incluso, se especuló con que el capo había resultado herido, noticia que al final no se confirmó.
La hipótesis que se manejó en ese entonces es que 'Megateo' habría resultado gravemente herido por francotiradores del Ejército y que hombres de su anillo de seguridad lo habrían alcanzado a sacar de la zona.
Para dar con el capo de 39 años, que azotaba la región del Catatumbo, las autoridades llevaron a cabo una operación de varios meses en la que lograron infiltrarse en su estructura criminal. Así lograron ubicarlo en su escondite y adelantar la operación de agosto pasado.
En ese operativo se logró la captura de alias Roberto Caña, señalado de ser su jefe de seguridad; alias Ómar, quien sería jefe de finanzas, y una mujer identificada como ‘Jackeline’.
Una cuestión de honor
La captura de ‘Megateo’ se había convertido en una cuestión de honor para las autoridades, pues sus acciones armadas habían golpeado severamente a la Fuerza Pública. A él le atribuyen la muerte de al menos 35 uniformados en los últimos nueve años, incluyendo la de una comisión completa (17 hombres) del antiguo DAS y del Ejército, el 20 de abril del 2006 en zona rural de Hacarí (Norte de Santander).
Además, porque logró huir de al menos una decena de operaciones llevadas a cabo en el Catatumbo, la zona que le servía de guarida. Allí montó su emporio criminal alrededor del narcotráfico y allí logró extender su poder, a tal punto de resistir la embestida de las Autodefensas, que en su momento ‘desplazaron’ a las Farc y al Eln, con asiento histórico en esa región.
La historia criminal de este narco, conocido no solo por sanguinario, sino por sus extravagancias, comenzó en las filas de las Farc. Pero luego se habría unido al Epl, donde primero fue nombrado como jefe en San Calixto, Norte de Santander –de donde era oriundo–, y luego como uno de los jefes del frente Libardo Mora Toro.
Aunque esa guerrilla se desmovilizó en 1991 tras el proceso de paz de los 90, ‘Megateo’ continuó delinquiendo bajo el nombre de ese grupo.
Sus alianzas criminales
Tras la desmovilización de las Auc, ‘Megateo’ asumió como el ‘señor’ del Catatumbo. Fijó alianzas con narcos ‘puros’ que querían entrar a la región, con el frente 33 de las Farc, el frente Carlos Armando Cacua Guerrero, del Eln, y con las bandas criminales ‘clan Úsuga’ y ‘los Rastrojos’.
“Cuenta con una red de apoyo ubicada en la ciudad de Cúcuta que facilita el transporte de cocaína desde la provincia de Ocaña hasta esa ciudad, para posteriormente ser enviada a Venezuela y de allí a carteles del narcotráfico mexicanos”, se lee en un documento de inteligencia de hace unos años.
Investigadores que le seguían la pista aseguraron que esa fue la clave con la que logró huir estos años. También, su relación corrupta con autoridades locales, entre las que están la Fuerza Pública y en su momento el DAS. En los expedientes aparecen pagos de millones de pesos por información de operaciones y movimientos de tropa. Datos que le servían para diseñar rutas de huida y mover alijos de cocaína hacia Venezuela y la Costa Atlántica. Droga que iba a parar a Estados Unidos y Europa.
Su estrategia para evadir a las autoridades también tuvo dos ejes: ganarse la confianza de los pobladores, a quienes entregaba mercados, dinero en efectivo y todo tipo de beneficios, y no figurar como el máximo jefe del reducto del frente Libardo Mora Toro. Alegaba ser un supuesto subordinado de alias David León, también conocido como Juan Montes, cuando en realidad era el verdadero poder.
Así, ‘Megateo’ consiguió crear un cerco a su alrededor a tal punto de que entrar a esa región era para la Fuerza Pública una misión de alto riesgo.